Guantanamera se luce en la Miami Book Fair

  border=

Editorial Guantanamera ha pasado con excelente nota su estreno en la Miami Book Fair, feria a la que se ha acudido para dotar de visibilidad a un catálogo de libros del que nos sentimos tremendamente orgullosos y para gestionar canales de comercialización de los libros. La propuesta de servir de altavoz al talento literario cubano por parte de los diferentes agentes del mercado ha sido sobresaliente.

En relación a la repercusión en los medios de comunicación de la aparición de Guantanamera, reproducimos a continuación el teletipo que la prestigiosa Agencia EFE ha lanzado y que ha obtenido un enorme eco en disímiles medios de comunicación de todo el mundo.

Miami (EE.UU.), 15 nov (EFE).- Los algoritmos y un escritor de viajes enamorado de Cuba convencieron a la editorial española Lantia de que el gran talento literario de los cubanos se merecía un sello propio. Así nació hace año y medio Guantanamera, que hoy tiene más de cien títulos.

Enrique Parrilla y Chema García, dueños y directivos de Lantia, que tiene sede en Sevilla y como fuerte la autoedición, se encuentran en Miami para dar a conocer durante la Feria del Libro de la ciudad esta "idea romántica", como la define el primero.

También está con ellos Daniel Pinilla, director editorial de Guantanamera, quien antes de emprender la aventura de dar a conocer la variedad de voces y de géneros de los escritores cubanos de dentro y fuera de la isla publicó en otro sello de Lantia "Hasta el mojito siempre" (Samarcanda), un libro sobre Cuba desde los ojos de un viajero fascinado.

Lantia es una empresa tecnológica aplicada al mundo editorial que publica unos 250 libros al mes bajo el concepto de "impresión bajo demanda", lo que quiere decir que solo se imprime un título cuando alguien lo encarga. Pueden ser al final miles de ejemplares, pero se publican "uno a uno", señala Parrilla en una entrevista con Efe.

La editorial sevillana utiliza todas las herramientas tecnológicas disponibles, incluido los algoritmos, con los que se hace la "primera criba" de los manuscritos que recibe.

Los algoritmos les decían que los manuscritos enviados por autores cubanos tenían una calidad "extraordinaria", muy por encima del promedio, en función de varios parámetros. Y Pinilla lo corroboró con sus conocimientos de literatura cubana adquiridos "in situ".

"A mi regreso a España propuse en mi editorial (Samarcanda) abrir un sello centrado en libros cubanos para que tanto talento pudiera ser disfrutado a escala global", cuenta Pinilla.

El catalogo incluye títulos de autores que viven en Cuba, en España, en Estados Unidos, México y otros países, algunos ya conocidos y muchos noveles y desconocidos, y que corresponde a una amplia variedad de géneros, novela, relatos, teatro, ensayo y poesía, entre otros.

A juicio de Parrilla, esto no hubiera sido posible en solo un año y medio sin la plataforma con la que cuenta Lantia que es el nexo entre los autores y el sello y a través de la cual se puede saber al instante como está funcionando cada libro.

Incluso con las dificultades de acceso a internet que tienen los autores que viven en la isla el proceso es viable, agrega.

Precisamente la carestía de internet es una de las cosas que le da a la literatura cubana un atractivo especial a juicio de Pinilla.

Otros factores son las característica geográficas y políticas del país y que quien se decide a escribir no lo hace pensando en motivos económicos, señala.

El punto de vista es diferente, hay más variedad y originalidad en los temas, un lenguaje muy rico y un sentido del humor muy característico. Además, dice, en Cuba todavía los escritores y los libros gozan de un respeto que en otros lugares se han perdido.

En el catálogo hay títulos de autores conocidos en Cuba, como Eduardo del Llano, un autor y cineasta siempre polémico, pero con muchos seguidores en Cuba, del que Guantanamera ha publicado "La calle de la comedia".

Massiel Rubio, dramaturga residente en Madrid; Yoe Suárez, joven periodista cubano con experiencia internacional; Raúl Aguiar, responsable del Centro Onelio (Jorge Cardoso) de formación para escritores de La Habana, o Abilio Suárez, director teatral residente en Berlín, son algunos de los autores de Guantanamera.

El sello se presentó en la Feria del Libro de Londres hace unos meses y Lantia fue contactada al poco tiempo por la Creative Artits Agency de Los Ángeles (CAA) con vistas a adquirir derechos para adaptaciones cinematográficas de obras interesantes.

Entre los autores de Lantia está el famoso Paulo Coelho, que está autopublicando algunos de sus primeros libros a medida que caducan los derechos con las editoriales.