Los medios cubanos creen en el proyecto de Guantanamera

  border=

El proyecto de Guantanamera de servir de altavoz al talento literario de los autores cubanos sigue dando pasos en pos de su consolidación en un mercado editorial altamente competitivo y con un enorme volumen de novedades anuales. Hace unos días, el diario Granma publicó una nota en la que informaba sobre el punto de maduración que está alcanzando el proyecto y que se comunicó a los autores en persona en el Centro Loynaz el pasado mes de septiembre.

Reproducimos a continuación dicha nota por considerarla de interés para todos los integrantes del "Universo Guantanamera":
Cuando en el pasado febrero el recién fundado proyecto español Guantanamera ?sello editorial que forma parte de la empresa Lantia publishing? visitó por primera vez la Feria Internacional del Libro de La Habana, su catálogo, destinado a promocionar la literatura cubana escrita en la Isla, contaba con unos 25 títulos.

Apenas seis meses transcurridos, la realidad de la editorial, dirigida por el periodista y escritor Daniel Pinilla, es otra. Más de 100 títulos engrosan en estos momentos la nómina, razón por la que sus directivos visitaron nuevamente la Isla para, además de entregar a los escritores implicados su obra en letra de imprenta, compartir detalles y buenas nuevas en torno al proyecto.

El encuentro, acaecido en el Centro Dulce María Loynaz ?donde también participaran Chema García, director de negocios de Lantia y Pinilla? fue ocasión propicia para contactar con Enrique Parrilla, director de la Casa Editora sevillana Lantia, quien tuvo a bien conversar con Granma para actualizarnos sobre lo que, además de los libros, pondrían sobre el tapete.

Tras dejar claro el propósito de Guantanamera, consistente en darles una salida editorial a los autores cubanos ?fundamentalmente los inéditos? toda vez que la obra sea de indiscutible calidad, Parrilla resume en pocas palabras lo que ha sido en su cortísima edad el proyecto.

«Daniel Pinilla y yo hablamos y nos planteamos la posibilidad de hacer esto. La idea era tremendamente romántica, una aventura, por lo largo que es el recorrido. Nos encontramos ahora entre caminos desconocidos. Por una parte hay toda una aceptación en el mercado de las temáticas cubanas; por otra, el desconocimiento de cómo hacer llegar los libros. Y está también la problemática de que los formatos digitales y electrónicos son los que están en boga internacionalmente y aquí no están tan implantados, realmente estamos abriendo el terreno.

«Hace unos meses tuvimos aquí la oportunidad de presentarnos de forma oficial. Hoy tenemos cerca de 100 libros, la cantidad de títulos que han salido es increíble. El espíritu troncal de Guantanamera es publicar literatura cubana y esto ha generado una expectación tremenda».

?¿Cómo se está visualizando Guantanamera en el mercado internacional?

?En el pasado marzo, en la Feria del Libro de Londres, llevamos el catálogo ya montado. Salimos en la primera página del suplemento de la Feria, lo cual nos visibilizó mucho. Uno de nuestros desafíos es lo difícil que se hace destacar a un solo autor. En un océano de escritores de una feria internacional donde pueden coincidir miles de autores, agentes, todos dicen tener al mejor autor, a la mejor promesa del próximo Premio Nobel, y es muy difícil que un solo autor destaque.

«Entonces optamos por un proyecto colectivo donde lo que va a tener fuerza es el catálogo, el impacto de todas las obras (ensayo, poesía, teatro, ficción), y vamos a hacer que sea un sitio representativo. Nuestra propuesta es a nivel internacional, que la gente cuando vea Guantanamera inmediatamente lo asocie con la literatura cubana».

?Más allá del impacto, ¿cuál es el próximo paso de Guantanamera?

?Luis Miguel Palomares, director de la conocida agencia Carmen Balcells, que publica a autores como García Márquez, Isabel Allende, Alejo Carpentier, por ejemplo, ha sabido de Guantanamera. Su equipo, en extremo selectivo, quiere colaborar con nosotros porque creen que es un proyecto sumamente interesante. Vamos a organizar una selección de todos los libros que están en el catálogo y de ellos escogerán al menos uno; el que gane va a ser representado por esta agencia, y va a ser igualmente invitado a España. Este autor servirá como punta de lanza y ejercerá un foco sobre el resto del catálogo. Tiene una vertiente de márquetin evidente porque asociar cualquier proyecto a la marca de la agencia Carmen Balcells lo prestigia, y por otra parte tenemos la marca Cuba como país, asociada a la literatura. Creemos que estamos cerca de poder poner en valor toda esa literatura cubana, y eso es lo noticiable. También hemos hecho promociones en Amazón, la mayor plataforma vendedora de libros del mundo y en otros canales comerciales internacionales.

?La recepción está siendo exitosa?

?El catálogo va muy bien, y realmente hay mucho interés. Y cuando dentro de unos meses este premio cobre forma y tenga una entrada en los medios como pensamos que va a tenerla, eso significa un tremendo empujón para el proyecto.

?¿Cómo se comportan las ventas?

?A nivel internacional en el mundo profesional editorial se suele asociar el éxito de un proyecto o de un libro, por los éxitos de venta. Pero nosotros trabajamos a largo plazo, uno no puede pretender llegar a Cuba, conocer noveles desconocidos, y publicarlos en un mercado supercompetitivo con grandes grupos editoriales con capacidad mediática del mercado y tener un resultado exponencial, seríamos genios si lo hubiéramos logrado.

«Lo más importante es decir que hallamos a toda una generación de autores noveles muy preparados. Aquí la gente se toma muy en serio el oficio de escribir».

«En noviembre cuando hablamos en este mismo centro de este proyecto no había ni un libro terminado y a poco menos de un año tenemos una colección con una imagen y diseños extraordinarios y con planes de empezar a llegar a ese éxito de público. Pero nada de eso es posible sin una base, sin una infraestructura, que es lo que estamos haciendo ahora».

?Crear esa infraestructura es todo un reto?

?Hemos tenido que traducir al inglés la sinopsis de los libros, montar el catálogo. En una feria internacional lo tienes que tener todo en inglés. Nos gusta decir que hacemos libros para grandes minorías. Hemos publicado poesía o ensayo que puede no tener una proyección comercial, pero funcionamos en base a la demanda elástica que genere el mercado.

Nosotros podemos hacer 120, 140 títulos al mes y podemos publicar un libro que tenga cientos de lectores, pero que no hubiera visto la luz si hubiéramos tenido un criterio comercial. Podemos apostar por libros que vendan centenares de copias, no nos importa, no es necesario que venda 10 000 para que sea exitoso.

?¿Existe algún convenio de Guantanamera con las editoriales cubanas?

?Tenemos un contrato con el Instituto Cubano del Libro a través del cual vamos a ayudar a editoriales cubanas para que esos autores puedan llegar en formato electrónico al mercado internacional. De hecho con este viaje ya nos estamos llevando los primeros 40 títulos para publicarlos en formato e-book y darles la debida promoción. La selección la están haciendo las editoriales.

?Entonces Guantamera tiene ya un tramo recorrido?

?Guantanamera está bien pensado. La recepción está siendo buena. Dentro del mercado internacional hay muchísima competencia y hay interés. El mayor interés viene por parte de los agentes comerciales o los distribuidores que se interesan por la calidad que tiene. El proyecto no ha madurado todavía pero tiene muy buena pinta. Sentimos ese gusanillo de saber que hay potencial.